Poliquistosis Ovárica

 

 

Ovario Poliquistico

 

El síndrome de ovarios poliquísticos es una entidad muy común en la etapa reproductiva de la mujer. Generalmente se asocia a otros cambios hormonales y se puede manifestar como alteraciones en la menstruación, cambios en el peso, o la apariencia de vellos en sitios de predominio masculino. Es importante darle el manejo adecuado desde el momento de la aparición de los síntomas dado que muchos pueden ser irreversibles. El tratamiento para balancear el descontrol hormonal será la clave del éxito en estos casos.


Sangrados Uterinos Anormales

Los Sangrados uterinos tienen gran importancia en el día a día de cada mujer. No solo son molestos sino que también pueden afectar directamente la salud física y mental de la mujer. Existen múltiples casusas que pueden llevar a una mujer a presentar cuadros o episodios de sangrados uterinos anormales. Entre ellos podemos incluir los problemas hormonales como lo son los trastornos de la tiroides y los trastornos de la prolactina. Los cambios hormonales propios de los cambios de edad como la adobescencia y menopausia también son causas frecuentes. Es importante descartar lesiones orgánicas como miomas, adenomiosis, pólipos, cáncer, y quistes. Una de las complicaciones más comunes de los Sangrados Uterinos Anormales es la Anemia Severa.

Sangrado uterino

Métodos Anticonceptivos

 

Metodo Anticonceptivo

 

La planificación familiar ha pasado de ser un tabú a ser un tema del diario vivir. Hoy existen múltiples tipos de métodos anticonceptivos que incluyen las pastillas, las inyecciones, los dispositivos intrauterinos (Mirena, T de Cobre), los anillos vaginales, los preservativos, los parches y las cirugías. Es importante que cada método se escogido según el perfil de cada mujer dado que la seguridad de cada método puede variar en cada caso.


Miomas Uterinos

 

miomas

 

Los miomas uterinos o también llamados ¨fibromas¨ uterinos son tumores benignos que se desarrollan en el tejido muscular del útero. Estos tumores pueden variar en tamaño desde 1 o 2 cm hasta tamaños mayores a 15 cm. A pesar de su característica benigna, los miomas pueden causar dolor severo, hemorragias, síntomas colónicos, compresión vesical y sensación de pesantez. Hoy en día existen múltiples opciones terapéuticas para mejorar la calidad de vida de cada paciente.


Quistes de Ovarios

 

quiste ovarico

 

Los quistes de ovario son una entidad muy común. Es importante determinar las características de estos quistes para determinar si son de apariencia benigna o maligna. Los tipos benignos pueden incluir los quistes foliculares, quistes hemorrágicos y teratomas. En muchos casos se pueden manejar con tratamiento médico pero en muchos casos la cirugía será necesaria. En el caso de sospecha de ser un quiste maligno se deberá extirpar el ovario completo para determinar su origen.


Endometriosis

 

Endometriosis1

 

La endometriosis es la localización de tejido endometrial afuera de la cavidad endometrial. Esta enfermedad es más común de lo que se estima en la población actual. Es una de las causas más comunes del dolor menstrual (dismenorrea) y también de la infertilidad. Generalmente no se identifica por el ultrasonido y se requiere de una cirugía mínimamente invasiva tipo laparoscopía para hacer su diagnóstico. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de pacientes mejoran sus síntomas y pueden llevar una vida plena. La laparoscopía es clave en el manejo de esta enfermedad.


Infertilidad

 

Infertilidad

 

La infertilidad es un concepto que debe abordarse como un problema de la pareja y no solo de la mujer. Tanto los hombres como las mujeres pueden tener alteraciones en sus órganos reproductivos que los lleven a tener dificultades para quedar embarazados. El diagnóstico y manejo de la infertilidad debe hacerse de una manera muy sistemática, para lograr optimizar los resultados. En el país se puede optar por métodos como lo son la inducción de la ovulación y la inseminación intrauterina, ofreciendo excelente resultados en la mayoría de los casos.


Prolapsos uterinos  e Incontinencia Urinaria

 

Prolapso uterino

 

El descenso progresivo de las estructuras del aparato genitourinario puede llevar a que la mujer presente ¨vejiga baja¨ (cistocele), ¨recto bajo¨ (rectocele) y/o  ¨útero bajo¨ (prolapso uterino).  Los factores de riesgo incluyen los partos vaginales, estreñimiento crónico y cambios en el peso. Generalmente puede causar la sensación de una masa, muchas pacientes pueden asociar la incontinencia urinaria frecuente.  Las cirugías vaginales lograr corregir la mayoría de estos defectos y en algunos casos se puede complementar con la utilización de ¨mallas¨  (SLING) para reforzar el piso pélvico.